Sheyla

Serie La Calle Es Tu Lugar

VISIBILIZAR a los INVISIBLES, y una certeza: NUNCA MÁS estaría sola. Conocí a Sheyla en la calle, su hogar. Una mujer enigmática, desafiante, valiente… bella. Este trabajo muestra las dos caras de una misma belleza. Sheyla invisible a un mundo indiferente y Sheyla en la versión que este mundo desea ver. La belleza –en sus infinitas formas- es lo que me inspira a crear y ayudar.

Esta serie está inspirada en el interés que me despertó ella, una mujer solitaria, desamparada, marginal, y enigmática. Que reside en la mismísima calle y tiene como hogar dos cartones y una mochila rancia colmada de sueños rotos, y sobras ajenas. Para casi todos invisible.
En Buenos Aires era invierno, el viento soplaba con furia, con intención de enfriar hasta al sol.
La conocí mientras iba por Av. Del Libertador, un semáforo me obligo a cruzarla con mi mirada, sin dudarlo decidí estacionar, y acercar mi lente a esa mujer desafiante que me intimaba con su profunda e infinita mirada.

Cuando logré atraer su atención la sorprendí con una foto que la enojó con violencia, decidí disculparme e iniciar una breve charla, me intrigaba como podía sobrevivir ante tanta adversidad climática y la más absoluta pobreza. Así fue como mi cámara penetró en su alma y le arranqué una sonrisa que iluminó mi tarde.

Me senté a su lado intrigado por su historia, necesitaba quitar el velo de su infortuna y descubrir la belleza que emanaba de su espíritu. Compartió parte de su vida y su relato me deslumbró, mas cuando aún cuando me contó que a los 20 años había estudiado fotografía, el tiempo había pasado sin notarlo, por lo que me costó iniciar mi retirada y continuar con mi camino (Ver Video.) Me despedí con el franco deseo de volver a verla.
Lo inquietante fue que no lograba sacar de mi mente la transformación de su semblante cuando dejó ver una sonrisa en su rostro, y de inmediato me dieron ganas de seguir haciendo fotos con ella y se me ocurrió una idea que obviamente necesitaba de su consentimiento.

A los dos días volví con la esperanza de proponerle una experiencia de cambio de rol para que solo por un día una producción superficial la convirtiera en una mujer manifiesta en el mundo real.

Me llevé una gran sorpresa cuando al regresar a su  “calle”, ella ya no estaba, en su lugar había otros compañeros de ruta…. Les pregunté por Sheyla y me dieron algunos datos vagos e imprecisos para encontrarla. Así fue que durante varios meses la busqué por la ciudad sin suerte. Hasta que un día me topé con alguien que la conocía y me ofreció el dato revelador: Ella tenía un perfil creado en Facebook. Sin perder las esperanzas la busqué y logre dar nuevamente con ella.

Le escribí varios mensajes, contándole la idea de mi propuesta. Al cabo de unos días me dio su aprobación para hacer la producción de fotos especial. Acordamos en un día y horario en particular. Ese día llegó y cual cenicienta un equipo de personas que acompañaron mi propuesta la maquillaron, peinaron, vistieron hasta transformar su humilde belleza en una modelo de mujer valiente y luchadora.
Este trabajo muestra las dos versiones de una misma historia, ella en su versión invisible al mundo y ella en la versión que el mundo quiere ver.
La belleza es una representación subjetiva de nuestra conciencia, la belleza es aquello que me inspira a crear a través de mi cámara.

Invisible

Sheyla Hogar Calle

Sheyla vive en la calle. Su historia de vida

Cenicienta